El Monasterio de El Escorial resume las aspiraciones culturales del “Siglo de Oro” español. Nace como un monasterio de monjes de la orden de San Jerónimo. La idea fue que la iglesia sirviese como panteón del Emperador Carlos V y de su mujer, Isabel de Portugal. También de su hijo Felipe II, sus familiares y sucesores. Es fruto de una compleja colaboración en la que destacan dos proyectistas, Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera. Esenciales en el conjunto de El Escorial son la Biblioteca Real y los panteones de reyes e infantes.

Felipe II.

Una vez decidido a fundar el Monasterio de El Escorial, Felipe II comenzó en 1558 a buscar su emplazamiento, que quedó fijado a finales de 1562. En 1571 la parte del convento estaba ya más o menos concluida. En 1572 se comenzó la “casa del rey” y en 1574 la Basílica, finalizada en 1586 y consagrada en 1595, fecha que puede considerarse la del final de la Obra. La última piedra se coloca en 1584.

Audio 045, El Monasterio de El Escorial:

El Monasterio de el Escorial