Los griegos llamaron Iberia a nuestra Península e Íberos a sus habitantes. Como en un principio lo que conocían era el litoral mediterráneo, se entendía por iberos a los pobladores de esta zona. Ahora bien, a medida que fue avanzando el conocimiento de la Península el nombre se mantuvo en sentido geográfico. Se aplicó este término a los pueblos costeros mediterráneos, que presentaban una cierta unidad de civilización frente a los grupos del interior y de las costas atlántica y cantábrica, a los que se dio etiqueta de celtas.

Bajo el Imperio Romano.

Los romanos abandonaron el nombre de Iberia y llamaron a la Península Hispania. Se basaron en la palabra previamente utilizada por los fenicios. Conservaron los términos de iberos y de celtas para significar los dos grandes grupos de pueblos. Esto, ya lo habían comenzado a señalar los griegos

Audio 015, Íberos:

Íberos