En 1348, la Peste Negra, una enfermedad terrible y desconocida se propagó por Europa. En pocos años sembró la muerte y la destrucción por todo el continente. Desde los puertos a las zonas interiores, la terrible plaga procedente de Asia se extendió por toda Europa en poco tiempo, ayudada por las pésimas condiciones higiénicas, la mala alimentación y los elementales conocimientos médicos.

La epidemia.

A mediados del siglo XIV, entre 1346 y 1347, estalló la mayor epidemia de la historia de Europa, tan sólo comparable con la que asoló el continente en tiempos del emperador Justiniano (siglos VI-VII). Desde entonces se convirtió en una inseparable compañera de viaje de la población europea, hasta su último brote a principios del siglo XVIII.

Audio 036, La Peste Negra:

La peste negra