La Batalla de Bailén. Durante 1808, tras los levantamientos del 2 de mayo en Madrid los ejércitos napoleónicos entran e invaden la Península Ibérica. Aunque los franceses toman casi todo el país, hay ciudades que resisten como Cádiz al sur, y en el norte aparecen las primeras guerrillas.

Un ejército comandando por Dupont se dirige hacia el sur del país. Su intención es liberar a los prisioneros franceses, apresados tras la batalla de Trafalgar. El camino se hace difícil por las altas temperaturas del mes de julio. Al ver que no podría conquistar la ciudad, decide regresar por Sierra Morena. En el camino se encuentra con avanzadillas del ejército español que son derrotadas. Pero en Bailén, el ejército del general Castaños les espera.

La batalla.

Los dos ejércitos se encontraron cerca de la localidad, los españoles eran unos 27.000 soldados con milicias y casi 3000 jinetes todos liderados por Teodoro Reding. Los franceses mandados por Dupont eran unos 21.000 soldados con más de 3000 jinetes. El día 19 de julio los dos bandos comenzaron la lucha. El ejército francés fue derrotado. Los prisioneros fueron enviados a la isla de Cabrera donde la mitad de ellos morirá por falta de suministros. Fue la primera vez que los ejércitos napoleónicos sufrieron una derrota. Hasta el momento se les creía invencibles. La noticia corrió como la pólvora por toda España y por toda Europa. Napoleón tuvo que trasladarse hasta España para, en persona, derrotar a los españoles. La Guerra de Independencia seguiría hasta 1814.

Audio 022, Bailén:

Bailén      Bailén