Desde la organización política Romana, la actual región de Cataluña ha estado íntimamente ligada a la Historia de España. Será con el Imperio de Carlomagno cuando unos pequeños condados fronterizos nazcan en los Pirineos. Estos condados, conocidos como “Marca Hispánica“,  darán origen al Reino de Aragón que asimilará los condados catalanes.

Los condados catalanes, siempre bajo el Reino de Aragón, desarrollarán una política matrimonial estrecha con Castilla durante la Reconquista. La culminación de esta simbiosis se producirá en el Compromiso de Caspe en 1412. En este acto, un castellano Trastámara, Fernando de Antequera, será nombrado rey de Aragón, con el beneplácito de representantes catalanes. Recorreremos la historia de Cataluña, como miembro de la Corona de Aragón, demostrando la inexistencia de una identidad independiente. Nunca existió el Reino de Cataluña, ni la Corona Catalano-Aragonesa.

Independencia de Cataluña

Se analizará, especialmente, la Guerra de Sucesión Española de 1700, cuando el Austria Carlos II muere sin descendencia. Una guerra dinástica que tuvo a toda Europa como campo de batalla. En este conflicto, una parte de España y Cataluña apoyaron al candidato Carlos de Austria contra el Borbón Felipe de Anjou. Un respaldo como rey de España y nunca como líder de un supuesto movimiento de independencia. Este hecho histórico, manipulado y falseado, es hoy parte fundamental del adoctrinamiento separatista catalán.

Y llegaremos al siglo XIX, en el que el Romanticismo engendrará en Europa los movimientos nacionalistas.  Estas ideologías anidarán en parte de los catalanes, alimentando un sentimiento artificial en el que aparecerá por primera vez el concepto de independencia de Cataluña. Las mismas ideologías radicales que serán el germen de dos guerras mundiales durante el siglo XX.

Se razonará que, ancestralmente, la Historia de Cataluña está ligada íntimamente a la Historia de España.  La invención de que Cataluña es un país  y el planteamiento de una supuesta identidad catalana al margen de España, se produce muy recientemente durante el siglo XIX.

Audio 029. Escucha el podcast, Una Historia de Cataluña

Una Historia de Cataluña

Esta moneda, acuñada en Barcelona durante la Guerra de Sucesión, es un ejemplo demoledor de la manipulación del separatismo. En ella se reconoce al pretendiente Carlos de Austria, como Rey de España (puedes ampliar la imagen).

Si quieres comprobar, gráficamente, muchos de los conceptos desarrollados durante el audio, puedes hacerlo desde estas entradas del blog, Las Barras de Aragón: http://ferrandantequera.blogspot.com/