Las Cortes de Cádiz 1812 y la Constitución, suponen un hito fundamental en la Historia de España. Ante el vacío que produjo la invasión francesa en 1808, se formaron juntas en casi todas las ciudades españolas. Estas juntas locales dieron lugar a otras provinciales y después a la Junta Central.  Estas juntas reflejaron la voluntad nacional frente a los franceses, y pueden considerarse la base del principio de soberanía nacional. Al final, los defensores de reformas y cambios radicales en todos los ámbitos terminaron por llevar la iniciativa en las juntas. La idea de convocatoria de unas Cortes “generales y extraordinarias” partió de la Junta Central. El Consejo de Regencia, que sustituyó a la Junta en enero de 1810, y se estableció en Cádiz.

La Pepa.

La elección de los diputados no fue fácil por la situación de guerra que vivía España. Los diputados que representaban a las distintas partes de América fueron elegidos entre personas procedentes de las colonias, que se encontraban presentes en Cádiz.  El ambiente que se respiraba era el de los refugiados, pues la ciudad estaba sitiada. Los diputados representaron distintas sensibilidades políticas. El 23 de diciembre de 1810 se creaba la comisión encargada de elaborar el proyecto constitucional. Tras año y medio de discusión, la Constitución se promulgó el 19 de marzo de 1812. El texto afirmaba la soberanía nacional. Se reconocían derechos y libertades individuales y la igualdad ante la ley. La división de poderes también era un principio fundamental.

Audio 025, Cádiz, 1812: