La Guerra de Cochinchina. Tras la persecución de misioneros cristianos en Indochina, sacerdotes españoles y franceses en 1858, se desarrolló una campaña militar. El objetivo era realizar una expedición de castigo contra el entonces Reino de Anam (centro del actual Vietnam). El emperador Luis Napoleón III buscó el apoyo de España, con presencia colonial en las vecinas islas Filipinas. La reina de España Isabel II accedió a nutrir la expedición conjunta con un contingente de 1.500 hombres (la mitad del total).

Los españoles entran en Vietnam.

Pero lo que se planteó como una rápida expedición de castigo para amedrentar al emperador anamita se convirtió en un infierno. Calor, enfermedades tropicales y emboscadas del enemigo en las que perecieron un millar de militares del bando franco-español. Cuando los españoles conquistaron Vietnam, los objetivos de la expedición fueron cambiando a medida que Francia ganaba peso. Los sucesivos gobiernos españoles de la época se desentendían de aquella lejana contienda. Las tropas españolas permanecieron cinco años en la zona. Al final la abandonaron a causa de los avatares políticos y la falta de envío de suministros y dinero. Aunque los españoles contribuyeron de forma decisiva a la toma de Saigón en 1859, España fue una mera invitada en el Tratado de Paz de 1862. Francia consiguió tres provincias del sur del Vietnam actual.

Audio 031, La Guerra de Cochinchina:

La Guerra de Cochinchina