Los Comuneros

Los Comuneros aparecen con la llegada al trono de Carlos I de España  o Carlos V del Imperio Germánico. Al heredar los territorios de Borgoña se coronó Emperador y rey de Castilla y Aragón. Hizo su entrada en España en compañía de asesores y cargos flamencos que muy pronto empezaron a ocupar cargos en la Corte. El rey tampoco hablaba castellano.

Estos hechos, unidos a una subida de impuestos, se producen en una tierra que había terminado recientemente la Reconquista. Parte de la sociedad no estaba dispuesta a ceder ante las condiciones del nuevo rey. Castilla y Aragón pronto protestaron ante la nueva situación. La mayor parte de las ciudades de la zona centro, constituyeron Comunidades (Segovia, Toledo, Salamanca) y se revelaron contra el rey. Los motivos fueron tanto económicos, como sociales.

Bravo, Padilla y Maldonado

Cuando el rey Carlos abandonó Castilla para su coronación, Toledo comenzó la revuelta. Toman Tordesillas, donde estaba recluída Juana I de Castilla, madre del rey.  Juana simpatizaba con los Comuneros pero se negó a encabezar la sublevación. Juan Bravo (Segovia), Juan Padilla (Toledo) y Pedro Maldonado (Salamanca). En 1521 las tropas comuneras sufrieron la derrota en la Batalla de Villalar y todas las ciudades abandonaron la rebelión. Sólo Toledo resistió hasta 1522. Los tres líderes fueron ejecutados.

Audio 061. Escucha el podcast, Los Comuneros

Los Comuneros

2018-12-28T13:35:16+00:00